July 28, 2008

etología del soltero

Odia las vacaciones y el tiempo libre. Sobre todo porque no tiene con quién compartirlo. Dormir es una actividad social, piensa, así que duerme poco, sólo lo necesario. No le gusta la playa porque no soporta la inmensidad. Siempre se le ve en lugares donde hay gente, o no se le ve del todo. Disimula su soltería leyendo en público. Inventa historias sobre las razones de su última ruptura porque le avergüenza decir que simplemente no tolera estar tanto tiempo con la misma persona. Come de pie, quiere acabar rápido con el trámite de alimentarse porque comer en una mesa es también algo que se tiene que hacer acompañado. Le llama "comida casera" a la comida de fonda, porque no tiene casa ni para quién cocinar. Cuando le preguntan por su estado civil, el soltero marca el recuadro correspondiente y sonríe para sus adentros con un orgullito silencioso que nadie sabría comprender. Trabaja los domingos. Irremediablemente a las cinco de la tarde lo asalta un dolor en un estómago imaginario, una especie de tristeza o de miedo, no sabe bien de qué.

Uno pensaría que el soltero le hace honor a su nombre y está siempre solo, pero eso es falso. También pareciera que no tiene quien lo quiera, o que no quiere querer a nadie, pero eso casi nunca es verdad. El verdadero problema del soltero es que siempre quisiera ser un extraño. Está constantemente enamorado, sólo que de diferentes personas cada tanto, a veces de varias al mismo tiempo. No tiene pareja porque tener una implica renunciar a su deporte favorito: convertirse cada tres o cuatro meses en alguien nuevo para alguien más.

2 comments:

Alejandro Cuellar said...

I saw an old man on 14th street sitting on steps with his head against the wall. I struck up conversation with him and discovered that he'd been sitting there for two years. I asked why and with a smirk he responded, 'Life bores me.' 'How so, how can that be, with all that it has to offer?', I ask. He looked at me annoyed and slowly replied 'I cannot fall in love anymore you jackass...and what's worse, I remember what it felt like.'

L.E. said...

el problema del casado es que nadie se ocupa de hacerle una etologia... (suspiro) es tan obvio...

quiza el soltero sea siempre mas interesante, quiza eso y no otra cosa sea su afan por la solteria. El amor, es, inevitablemente, mas aburrido que el desamor.

lo extranho de todo es que en epocas anteriores se asumia que el casado era logicamente mas feliz. En la era contemporanea, nadie puede asegurar nada.