August 23, 2009

Palabras nuevas que me gusta usar

Computraidora
Como muchos grandes inventos, surgió accidentalmente, esta vez de un error de dedo de Rochy. Se le coló la r junto a la t y luego la i se insertó por asociación natural. Resume en una sola entrada léxica la sabia frase "Errar es humano, pero realmente cagarla requiere una computadora".

Unce
Más que un invento, este fue un descubrimiento de María cuando estaba aprendiendo español. Para María la palabra "once" no tenía ningún sentido: si "doce" está claramente relacionada con "dos" y "trece" con tres, ¿"once" qué tiene que ver con "uno"? Ella entonces arregló el problema, y contaba "diez, unce, doce..." O decía "Nos vemos mañana a las unce". Y aunque dice que los demás se burlaban de ella, para mí "unce" es ahora mi número favorito.

Acariñar
Tiene el sello inconfundible de mi sobrino Omar, que a los tres años era un bollito desconcertante de ternura y sadismo al mismo tiempo. Nosotros sabíamos de su mala costumbre de maltratar a los animales. Una vez hizo enojar a un perro.
-¿Qué le hiciste? ¿Lo pateaste?
-No, yo nomás extendí la manita porque lo quería acariñar.
El verbo "acariñar" es una gran aportación al español, que resume en una sola palabra las acciones de acariciar y dar cariño, que no son lo mismo. Por esta y otras razones yo he promovido la entrada de mi sobrino a la Academia Mexicana de la Lengua, pero al parecer debido a su corta edad y al desinterés de parte del Dr. Moreno de Alba, no ha sido tomada en serio su candidatura.

Amigar
No sé quién inventó esta palabra, basándose en la sabia estrategia, muy socorrida en inglés y muy desdeñada en español, de tomar un sustantivo y ponerle terminación de verbo. "Amigar" es "hacer amigos", pero en un sentido más trivial. Amigar es una actividad tan común que me sorprende que antes no cupiera en una sola palabra. Es especialmente útil en tiempos de facebook, donde uno "hace amigos" con decenas de desconocidos y conocidos de segunda. "No sé quién es ese güey y lo acabo de amigar", es una frase que acabo de leer y me recordó cómo es útil este nuevo verbo (nótese por ejemplo, lo bizarro de una oración como "No sé quién es ese guey y acabo de hacerlo mi amigo").

Sólido
Al contrario de lo que la palabra homónima pueda sugerir, "sólido" no es el estado de la materia en que las moléculas tienen el mayor grado de cohesión. Este otro sólido se refiere al estado de un paraje cuando no hay nada, ni nadie. Es una variante de "desolado", pero sin el dejo poético y rebuscado de este último. "Y después de mucho caminar llegamos a un pueblo sólido, sólido"; "No andes de noche por esa calle, que está muy sólida", son frases que solía decir mi amada Panchita, que fue quien me enseñó esa palabra (y muchas otras) importada de Amacuzac.

Además de las palabras nuevas que me gustan, hay palabras viejas que me gustan, pero la magia de las que listo aquí es que, por decirlo así, yo las vi nacer. En algunos casos, incluso conozco al autor. Es algo que no podemos decir de palabras viejas como "semilla" o "enredo". Si es usted autor de neologismos, o conoce a gente que se dedique a eso por error (como Rochy), por adquisición de segunda lengua (como María) o primera (como Omar), o simplemente por necesidad, ayúdenos a enriquecer nuestro vocabulario compartiendo las palabras frescas y recién horneadas que se sepa.

12 comments:

Anonymous said...

Hablando de contar en otro idioma, Santiago cuando cuenta en inglés, sabe que 'once' es 'eleven' pues el doce no puede ser otro que 'twoleven'. Y a propósito de verbos inventados, hace muchos años mi hermana se inventó el verbo 'injustar' o seáse cometer una injusticia, p. ej, 'no me injustes'
Te mando saludos. Cristina

La Gringa said...

los catalanes somos especialistas en crear neologismos en español...de pequeña recuerdo haber oído "musolo"(para referirme a búo, que en catalán es mussol), o "camiono" (para decir camión); el otro día uno de los gemelos catalombians me dijo que quería que le diese "gelo" (simbiosis entre hielo y el catalán "gel"). pero el mejor es el idiom que creó mi amiga Mireia que dijo una vez que se había quedado "tan amplia" (porque, en catalán, una puede decir cualquier catalanada y "quedar-se tan ample")
besitos, L

La Mujer Barbada said...

mi hermna, héctor i io somos buenérrimos "desarrollando" palabras, la de maior fundamento al igual q amigar es desinvitar...
un placer leer sus avances en la lengua

Larisa Escobedo said...

tori. es asi como medio tontis pero mas tierno... como cuando los ninhos estan entre los 2 y los 5... no es que sean tontis... son tori.

copyleft: l & l

Esponjita said...

jaja, me acordé de mi hermanita que era especialista en tales invenciones, pues ella Idrolataba a la gente (que de vil metátesis, pasó a significar meter en una lata con agua con mucho cariño a alguien. por lo tanto quedó como Hidrolatar).
Pero cierto: "acariñar" es casi una legítima construcción en español...

Violeta Vázquez-Rojas said...

Hola Cristina!
Santiago es un filólogo nato. Nunca me había dado yo cuenta de la relación entre "eleven" y "twelve", pero es verdad que "twelve" en algún momento debió ser "two-leven" Ora, qué tendrán esos dos que ver con los que terminan en -teen, ya no sé, pero estoy segura de que algún día nos lo explicará Santiago.
Me gusta la palabra injustar. En el mismo campo semántico, olvidé poner dentro de mi lista de favoritas "chamaquear" : tratarlo a uno injusta y abusivamente como a un chamaco.

Violeta Vázquez-Rojas said...

Gringa, en la tierra que no me vio nacer pero que me ve regresar dos veces por año, mis parientes dicen: "Ándale chamaco, eh? nomás rompes el jarrón de tu abuela y ancho quedas".

"Quedar ancho" tiene que ver con hacer el ridículo, pasar una vergüenza, pero seguramente se usaba también como "no mostrar vergüenza".

Sin que apresure yo conclusiones, ahi te va la conexión mágica: la relación entre mi tierra y la tuya es un centenar de niños, entre ellos varios catalanes, que se refugiaron en Morelia en 1936.

Violeta Vázquez-Rojas said...

"Tori" es favoritísima. Siempre se me olvida usarla. Se me olvida tanto como la expresión "cara de taquillera del metro", muy útil para describir cuando alguien muestra esa expresividad que caracteriza a las bien amadas empleadas del transporte colectivo y a los interventores de gobernación en los programas de concursos.

Violeta Vázquez-Rojas said...

Esponjita, perdón, pero "acariñar" no es casi legítima: es legítima! úsala y verás.
Hidrolatar es muy buena. Me recuerda al papá de un amigo de mis hermanos, don Candelario, al que yo nunca pude decirle otra cosa que "Don Calendario" o ya si lo intentaba con más ánimos, "Don Candelabro". Benditas metátesis, son la onda.

Esponjita said...

Perdón por el "casi"... tiene toda la razón. Pero es que sí, en latín vienen las dos de la misma palabra; caro: querido (o costoso... así eran los romanos de materialistas); caritas: amado.
Quién sabe a qué horas se despegaron...

Anonymous said...

no me gustaron

Violeta Vázquez-Rojas said...

bueno.